Thumbnail del post

AIM en PUBG

PUBG es un juego de supervivencia. Donde la victoria no se obtiene por conseguir mayor número de muertes, sino por ser el último superviviente. Conseguir muertes no es el fin del juego, sino un medio para llegar a su fin: la supervivencia.

Por tanto, aunque eliminar rivales no es el objetivo final del juego, si que es indudablemente una de las cosas que tendrás que hacer si quieres sobrevivir. Deshacerte de tus rivales te ayudará a llegar a ser esa última persona en pie. A conseguir la ansiada cena de pollo.

Y centrándonos sólo en la eliminación de rivales, tenemos muchas maneras de hacerlo. Desde atropellos con vehículos, hasta eliminaciones con granadas o incluso a puñetazos o sartenazos. En nuestro canal podéis ver algunos de ejemplos de, incluso siendo mancos, se puede conseguir.

Pero una vez hemos caído en la isla de Erangel y hemos corrido a equiparnos y conseguir loot, la principal herramienta para hacernos cargo de nuestros rivales será indudablemente nuestras armas.

Y es aquí donde entra el AIM en PUBG.

Y para ello, necesitamos tener reflejos rápidos… y puntería (“aim” o “aiming” que se suele decir en los shooters)..

Pongamos un ejemlo en 4K de nuestro canal de YouTube:

Como veis, basta con tardar unas milésimas de segundo más que tu rival en apuntarle para quedarte sin cenar pollo y habiéndolo tenido tan cerca que casi lo olías.

Por cosas como esta, somos #MancosTeam.

Y eso si, muy bien jugado por parte del rival. Dos tiro, dos headshots. En el primero vuela el casco, en el segundo remata. Aunque es cierto que sabía dónde estaba el otro jugador y le estaba esperando, su AIM le da la partida. ¡GG a ese gran rival que cenó pollo!.

Y vosotros ya sabéis, a templar esos nervios, afilar esos reflejos y a practicar ese aim en PUBG, ¡para que nadie os prive de vuestras cenas de pollo!