Thumbnail del post

El objetivo del juego Playerunknown’s Battlegrounds es, como en todo “battle royale”, ser el último jugador en pie, conseguir la victoria de supervivencia.

Por ello y aunque en hay jugadores con un aiming realmente impresionante y con grandes dotes para los shooters, en PUBG no gana quien más bajas consigue, sino el que sobrevive.

Y no me malinterpretéis, sumar muertes a la estadística es una delicia en este juego y muy divertido. Pero el eliminar a tus rivales no es el objetivo final del juego, sino un vehículo para conseguirlo.

La otra gran habilidad para lograr la ansiada cena de pollo es saber sobrevivir. Posicionarse. Camuflarse. Saber cuándo revelar tu posición disparando porque beneficia conseguir la baja o cuándo conviene dejar pasar a ese enemigo porque va directo hacia otra emboscada y, con un poco de suerte, se matarán varios de ellos en la refriega y te dejarán menos trabajo a ti.

Por no mencionar la suerte…. que es tu compañero de equipo hasta cuando juegas en solo. A veces te ayuda mucho, otras de deja vendido.

Con todo ello, a veces se consiguen victorias incluso sin haberte cruzado casi con nadie en toda la partida. O sin necesidad de conseguir muchas bajas. Y para muestra, un botón:

Podéis ver como aún ganando somos mancos. Llevamos armas sin cargar, nos hacemos lío cambiando de arma…

Y no será la partida que más bajas hemos conseguido los mancos, pero es otra victoria más para el #MancosTeam.

Y no os olvidéis de visitar nuestro canal de YouTube. No seremos los mejores, pero nos divertimos jugando y nos gusta compartirlo.

¡Nos vemos en Erangel!… o no.